Category:

CONSEJOS

El juego simbólico: Jugando a ser mamá y papá

En este artículo desarrollado en colaboración con nuestro equipo pedagógico, te hablamos de lo bueno que es estimular el juego simbólico durante el crecimiento del niñ@.

Cuando observas a tus hijos jugar a papás y a mamás, a repartirse roles y cuidar de sus bebés y muñecas.. estás observando cómo poco a poco están creciendo interiormente a través del juego simbólico:

Te explicamos qué es y los mecanismos que usan tus hijos a la hora de jugar y lo beneficioso que es para ellos. El niño o niña se junta con sus amigos y decide representar situaciones reales durante el juego. Digamos que crea sus propios mundos de juego de fantasía y vive experiencias  en ellos.

El niño o niña, durante su crecimiento, se va haciendo consciente que puede jugar a ser otras personas (¡Como papi o mami!) y descubre que hay diferentes formas de pensar y sentir. Empieza a “simbolizar”, creando situaciones que combinan hechos reales con su hechos de su propia imaginación:Nuestro día más común, para ellos es vivir algo extraordinario y diferente.

Cuando está jugando a bañar o dormir  a un bebé, en ese momento, juega a ser la mamá o papá de la muñeca y se siente así: Lo mima y lo cuida, igual que su madre o padre lo mimó anteriormente.

Según la edad del niño o niña hay distintas fases del juego simbólico:

Fases del juego simbólico:

 2- 3 años: Juega solo, simboliza acciones que observa en su entorno, y la traslada a su juego con otros objetos. Por eso les encanta tener muchos objetos, ropa y detalles para jugar.

4 – 5 años: Comienza el juego simbólico colectivo y cada vez requiere más contacto con la realidad y su necesidad de compartir experiencias y juegos con otros compañeros. Este sería el caso cuando juegan varios niños: “Tú eres la mamá, tú el papá y tú la tía.” Este tipo de escenas en las que se reparten los roles son muy enriquecedoras para los niñ@s. El juego simbólico además ayuda a la adaptación y normalización de nuevos modelos de familias.

Los beneficios, por tanto son incalculables, de ahí la necesidad de que todos los niños y niñas tengan juguetes y muñecas que le ayuden a expresarse y refuercen este tipo de juego.

  • Favorece el análisis y comprensión del mundo.
  • Desarrolla su imaginación.
  • Favorece su desarrollo cognitivo, al relacionarse el juego y el lenguaje.
  • Permite al niño y a la niña simular situaciones reales y vivirlas de forma ficticia.

Ahora es tu turno: Es importante reforzar este tipo de actividades y que los más pequeños puedan desarrollarse emocionalmente a través del juego, animandoles a crear situaciones nuevas y divertidas… ¡No olvidemos que están jugando!

0 comment
0 FacebookTwitterPinterestEmail
9 Beneficios de jugar con muñecas

En este artículo desarrollado en colaboración con nuestro equipo pedagógico, queremos daros algunas pinceladas sobre los beneficios que proporciona jugar con muñecas a niños y niñas durante su crecimiento.

Jugar con muñecas:

1. Favorece su desarrollo, ya que juegan de forma autónoma, desarrollando su imaginación.

2. El juego de imitación con muñecos y muñecas es muy beneficioso, ya que observan a los mayores y a sus referentes, imitando lo que ven y sus situaciones con sus juguetes, acelerando su desarrollo.

3. Los niños y niñas asimilan sus experiencias, fortalecen sus instintos protectores y mejoran su autoestima.

4. En especial, los niñ@s más timidos, que bloquean sus sentimientos por temor a reacciones de los demás, encuentran en el juego con muñecas un espacio donde no se les recrimina, adquiriendo más confianza en sí mismo.

5. Se entrena la base del juego simbólico, desarrollando su creatividad, el aprendizaje de tareas y hábitos: Cambiar al bebé, darle de comer, llevarlo a la cama, vestirlo, etc.

6. Se expresan mejor, ya que al ser juguetes afectivos, se dirigen a ellos directamente y vuelcan sus sentimientos, mostrando cómo se sienten realmente.

7. Fomenta la creatividad: Pueden dejar volar la imaginación teniendo la posibilidad de explorar nuevos escenarios, situaciones de cuidado y cariño, buscar soluciones por ejemplo para cambiar un pañal, conociéndose poco a poco más a ellos mismos y sus posibilidades.

8. Los niños y niñas que juegan con muñecas aprenden a ser compasivos y empáticos. Este aprendizaje prepara al niñ@ para ser más paciente y comprensivo a medida que crezca.

9. Proporciona habilidades de comunicación, descubren con el cuidado de muñecas y bebés cómo adaptarse a cada situación, expresar pensamientos y deseos de forma amable sin herir a los demás.

Por lo tanto, acercando a los niños y niñas al juego afectivos, estamos fomentando su creatividad, el desarrollo de sus habilidades y de su personalidad, dentro de un entorno físico, permitiendo crear a los niños situaciones de juego llenas de cariño y ternura.

¿Aún tienes dudas de lo beneficioso que es para tus hijos/as jugar con Muñecas?

Beneficios de jugar con Muñecas

1. Favorece su desarrollo, ya que juegan de forma autónoma, desarrollando su imaginación.

2. El juego de imitación con muñecos y muñecas es muy beneficioso, ya que observan a los mayores y a sus referentes, imitando lo que ven y sus situaciones con sus juguetes, acelerando su desarrollo.

3. Los niños y niñas asimilan sus experiencias, fortalecen sus instintos protectores y mejoran su autoestima.

4. En especial, los niños más timidos, que bloquean sus sentimientos por temor a reacciones de los demás, encuentran en el juego con muñecas un espacio donde no se les recrimina, adquiriendo más confianza en sí mismo.

5. Se entrena la base del juego simbólico, desarrollando su creatividad, el aprendizaje de tareas y hábitos: Cambiar al bebé, darle de comer, llevarlo a la cama, vestirlo, etc.

Beneficios jugar con Muñecas

6. Se expresan mejor, ya que al ser juguetes afectivos, se dirigen a ellos directamente y vuelcan sus sentimientos, mostrando cómo se sienten realmente.

7. Fomenta la creatividad: Pueden dejar volar la imaginación teniendo la posibilidad de explorar nuevos escenarios, situaciones de cuidado y cariño, buscar soluciones por ejemplo para cambiar un pañal, conociéndose poco a poco más a ellos mismos y sus posibilidades.

8. Los niños y niñas que juegan con muñecas aprenden a ser compasivos y empáticos. Este aprendizaje prepara al niñ@ para ser más paciente y comprensivo a medida que crezca.

9. Proporciona habilidades de comunicación, descubren con el cuidado de muñecas y bebés cómo adaptarse a cada situación, expresar pensamientos y deseos de forma amable sin herir a los demás.

Por lo tanto, acercando a los niños y niñas al juego afectivos, estamos fomentando su creatividad, el desarrollo de sus habilidades y de su personalidad, dentro de un entorno físico, permitiendo crear a los niños situaciones de juego llenas de cariño y ternura.

¿Aún tienes dudas de lo beneficioso que es para tus hijos/as jugar con Muñecas?

0 comment
0 FacebookTwitterPinterestEmail
Género

Género

En pleno siglo XXI la sociedad sigue muy polarizada. Aunque los tiempos están cambiando, aún es común encontrarte con el tabú social de los juguetes: Las niñas juegan con muñecas y los niños juegan con coches y superhéroes. Además, aún hay padres que piensan que está mal que sus hijos jueguen con muñecas. Sin embargo, esto no es así: Existen estudios psicológicos que demuestran que los niños que han jugado libremente con muñecas se convierten en personas muy cariñosas y amables con sus hijos.

Los roles de género y las familias han cambiado mucho durante las últimas decadas. Es bastante común que sea el padre quien se encarga de los niños o trabaja en casa. Además las tareas de la casa se comparten y el padre ha tomado una responsabilidad con los niños muy beneficiosa para la familia. Por eso es natural que el niño que ve a su hermanito o hermanita siendo cuidada por su padre, también quiera imitar lo que hacen sus progenitores y juegue cuidando a bebés o muñecas.

Hasta los cinco años, los niños se sienten atraidos por todo tipo de juguetes: Es parte de su aprendizaje y de su crecimiento. Los muñecos son juguetes simbólicos que son utilizados por los niños para imitar a los adultos y como parte del juego simbólico, juegan a papás y mamás, lo cual es lo más normal del mundo. DE esta forma, mejoran sus habilidades, aprenden a expresarse mejor y a mostrar sus sentimientos: de felicidad abrazando al muñeco, etc.

Por poner un ejemplo, cuando el niño juega a dormir a su muñeca, está tomando el papel de padre y aporta argumentos al muñeco para que se duerma y descanse. Esos mismos conceptos serán asimilados por el niño y no pondrá resistencia a dormir la siesta o acostarse cuando debe descansar, al tener claro el concepto de que el descanso es bueno para él, igual que para su muñeca.

JUGAR LIBREMENTE

Cuando el niño es pequeño, es normal que juegue con muñecos y muñecas. A lo largo de su crecimiento, el niño debe jugar con lo que le apetezca, incluido por ejemplo, los juguetes de sus hermanos y hermanas. Dejar que juegue a su aire y descubra nuevos juegos y juguetes, le permitirá desarrollarse y aprender a solucionar problemas. El niño será más afectivo y más sociable, además de asimilar antes el concepto de familia. Decirle al niño que no juegue con muñecas porque son de “chica”, lo único que va a lograr es que se sienta cohibido y aprenda unos conceptos sexistas que no le beneficiarán en ningun modo: Le estás enviando el mensaje de que está mal jugar siendo educado y cariñoso.

Sin embargo, la sociedad no siempre es muy permisiva en determinados ambientes y a lo largo de su crecimiento, es posible que se encuentre el niño con problemas con otros niños, que pueden reirse de él o ridiculizarle. En estos casos, la solución no es quitarle sus juguetes “de niña” a tu hijo, sino abrir el abanico de posibilidades para que pueda jugar con distintos tipos de juguetes a su aire. No hay que darse prisa en alejar las muñecas del niño, si le gusta jugar con ellas. Dale elecciones para sus juegos y dile al niño que jugar con muñecas no es malo, pero que debes protegerle, ya que sus amigos pueden hacer comentarios crueles si le ven jugando. Una buena solución puede ser recordarle que él puede elegir diferentes juguetes en cada ocasión de reunión con sus amigos.

Decirle a un niño actual que no puede jugar con muñecas es un concepto desfasado que no refleja el camino que está llevando a la sociedad a ser más tolerante y menos sexista. Desde Muñecas Llorens apoyamos a que se eliminen estos tabús y que cada niño y niña juegue con los juguetes y muñeca que quiera.

 

0 comment
0 FacebookTwitterPinterestEmail
¿Deben los padres participar en los juegos de sus hijos?

01_padres_hijos

 

Hoy os contamos sobre una de las dudas que quizás te hayas planteado: ¿Cuándo están jugando los niños, deben los padres participar en los juegos? Según los expertos, sí, pero no de cualquier manera. Antes que nada hay que vigilar bien el tipo de juego que está desarrollando y evaluar si es más conveniente dejar que juegue por su cuenta o bien introducirse en el juego. En ambos casos, sin embargo, se debe estar atento al niño, ya que hay mucho que aprender de él.

Juego simbólico

Cuando los niños están desarrollando el juego simbólico (jugando a papás y mamás, a hacer la compra, ir al médico), con el tiempo el juego se transforma y cada vez se parece más a la realidad, obteniendo mucha información del carácter y desarrollo del niño a través de sus juegos.Por lo tanto, es importante que los niños jueguen con libertad al juego simbólico, aunque sin desatenderlos del todo, ya que son un factor muy importante para su desarrollo. Estar pendientes del niño, conforme va desarrollando y planteándose situaciones te proporcionará mucha información sobre vuestro hijo o hija. Es una forma de transmitir sus necesidades, inquietudes, miedos, aspiraciones o frustraciones, etc. Es una forma de conocer aspectos del mundo interior del niño que de otra forma es más complicado descubrir.

Cómo introducirse en el juego

Por supuesto, es beneficioso jugar con tus hijos, pero los expertos recomiendan no cortar sus juegos de situaciones que están desarrollando: involúcrate en su juego, pero no se la cortes, ya que la creación de esa situación mediante el juego simbólico ayudará a su desarrollo. Por ejemplo si está jugando con una Muñeca Llorens, haciendo de papá o mamá cuidando de su bebé, está simulando una situación que ha observado anteriormente y le ayudará a su desarrollo. El papel de los padres en estos momentos es vigilar y aprender del desarrollo del juego de su hijo, dejando fluir su creatividad e imaginación. Si el niño lo requiere los padres pueden participar en los juegos de sus hijos, pero siempre llevando un papel secundario. Aquí os comentamos algunos consejos para no coartar su desarrollo:-

  • Participar, pero sin corregir ni controlar.
  • Dejarse llevar a su mundo, pero sin efectuar juicios de adulto.
  • Se debe encauzar el juego, pero sugiriendo, nunca ordenando.
  • Toma en serio el juego del niño y deja que sea él quien resuelva los problemas de la situación creada.
  • No compitas, déjale espacio y acepta sus reglas. Así, más adelante aceptará tus reglas más fácilmente.

Jugar todos los días un poco con tus hijos, es beneficioso para ellos, ya que de esta forma el momento de finalizar no es tan doloroso, ya que se crea una rutina de “seguimos al día siguiente” muy positiva.

0 comment
0 FacebookTwitterPinterestEmail
gestión de rabietas

¿Cómo gestionar rabietas?

by adminmll5

gestión de rabietas

 

A todos nos ha pasado en alguna ocasión, si tenemos niños pequeños, que hayan cogido una pataleta por cualquier motivo, en la mayoría de situaciones, injustificado para los padres. Si esta situación ocurre en tu domicilio, es más fácil de hacerle frente, pero no siempre ocurre así. Por poner un ejemplo, basta con estar paseando por un centro comercial para que tu hijo vea una cosa que quiere. Basta con que no se lo quieras comprar para que el niño pille una rabieta y sea difícil de calmar, llamando la atención de todo el mundo a tu alrededor.

Según los expertos, las rabietas son parte normal del desarrollo de los niños. Sin embargo provocan un desgaste en los padres, sobre todo cuando sienten la presión y el juicio de gente alrededor. Por eso, vamos a plantearte varios consejos que quizá puedan ayudarte a controlar mejor estas situaciones:

1- Intenta no enfadarte, ni gritar ni amenazar. Hablar con tu hijo o hija con firmeza y cariño es la mejor opción para que te escuche.

2- El niño puede estar frustrado y lo único que hace es quejarse. Tu postura debe ser firme, pese a las quejas. Puedes decirle cosas como: “Puedes enfadarte, sé que estás enfandado, pero no puedes pegar o hacer daño.”

3- Si se alarga la rabieta, una buena opción es separarte un poco de él y darle a entender que no sirve de nada alargar su pataleta. Vigílalo para que no se haga daño ni rompa nada. Cuando se calme, hablas con el y le dices que debe hablar bien sin tratar mal a los demás.

4- Cuando esté más calmado, puedes ofrecerle alguna alternativa más realista para que no se bloquee en su frustración. Puedes comentarle de ir a tomar un helado o comprar algún dulce.

Eso sí, es importante que el niño no obtenga lo que deseaba, ya que sino habrá aprendido que si patalea, llora y se queja, consigue que cambies de opinión y consigue lo que quiere. Hay que transmitirle, en cambio, que si está enfadado, puede llorar y desahogarse para liberar su frustración, pero nunca va a ser el modo correcto de conseguir que un “no” se transforme en un “sí.”

No hay que razonar durante el enfado, la lógica y el uso de la razón solo funcionarán cuando esté calmado. Será el momento de explicarle el porqué del “no” y cómo aprender a controlar esas rabiertas. Ya que es eso, un aprendizaje que no es nada fácil para los niños. Es muy importante también no dar importancia a lo que digan otras personas e intentar alejar al niño del grupo o “corrillo” que se forme  alrededor para evitar que crea que está en ridículo.

En Muñecas Llorens nos preocupamos por los niños, por eso creamos muñecos y muñecas adaptadas a ellos. Pueden servir también de refugio tras una rabieta y ayudar a que se calmen. ¿Tienen tus hijos ya su muñeca Llorens?

0 comment
0 FacebookTwitterPinterestEmail